jueves, 25 de enero de 2018

TOM Y BILL, PASIÓN EN PALM SPRINGS, UNA VEZ MÁS



 Y bien, desde que Bill anunció que se iba a Palm Springs, hubo quienes dudaron de si Tom se iría con él o no. Luego de ya decir que una vez más iban allí a “escribir su libro” —dos años y medio después de que fueran allí, a estar en una sola habitación, durmiendo en la misma cama, un día después del supuesto “matrimonio” con Ria, sin Ria— era cuestión de esperar a ver al menos un atisbo de Tom para tener seguridad —quien todavía dudara— de que en verdad se habían ido juntos y solos.
La verdad, para mí ese libro del que tanto han dilatado la escritura no es más que un pretexto para irse de vacaciones juntos a recuperar el tiempo que pasaron separados en momentos que les importan tanto como las fiestas de navidad y año nuevo —no voy a entrar de nuevo en explicaciones acerca de lo que creo de esa situación—. La primera opción para Bill era que ambos se fueran a Bali, uno de sus lugares soñados, pero chequear las malas condiciones del clima de Bali en esta época seguramente lo hicieron desistir (de ahí su filtro de cara disgustada).
Varias fotos evidentemente tomadas por Tom a Bill salieron, alguna pista de Bill acerca de Tom, pero fue una imagen del día 23 la que ha acabado de convencer a quienes dudaban. 
 
















Bill en la cama, recién levantado, luciendo más fresco y joven que hace una semana, luciendo feliz, y mirando a quien le hace la foto con una expresión que expresa devoción, orgullo, agradecimiento, pasión y coquetería hacia la persona que lo fotografía quien no puede ser otro más que Tom, su hermano gemelo, sí, que casi siempre —al menos cuando viajan lo notamos— duerme con él en una sola habitación, una misma cama —y con los dos perros también— y que se dedica a hacerle fotos dormido, o en la cama, semidesnudo, de las cuales tengo toda una colección—.

La mirada que Bill le dio a su fotógrafo es todo menos fraternal, ¿no lo creen?
Y para que no haya dudas de que Tom es quien lo acompaña, Bill nos lo mostró bien, agregándole solo un divertido filtro de snapchat.
Conclusión: los Kaulitz están apasionados, teniendo sexo rejuvenecedor y disfrutándose mutuamente. Después puede venir todo el PR que quieran, yo me quedo con la imagen de Bill en la cama, y luego de eso, nada me puede hacer dudar.



4 comentarios:

  1. Lo que si se observa en todas las historias de Bill que le hace a Tom es que sale viendo fijo el movil. Es hasta molesto no se.

    ResponderBorrar
  2. creo que tiene que ver con que Tom no quiere que le hagan fotos o lo filmen, así que Bill aprovecha cuando no está mirando, jajaja

    ResponderBorrar