martes, 6 de noviembre de 2018

QUEEN B EN #HEIDIHALLOWEEN





 Bill es un trangresor por naturaleza, y le gusta dar qué hablar, por eso se vistió de Drag Queen, de ese modo se burló de sí mismo y de lo que dicen los demás de él, de lo que siempre han dicho, y demuestra que no le importa, él es como es y punto. Como aquella premiación en Alemania, en 2008, que les dieron el premio Goldene Kamera, cuando, en tono irónico, expuso todo lo que hablaban de ellos en Alemania como si fuera verdad: las 25 mujeres de Tom, su anorexia, o que le encanta decir en internet lo "maricón" que es. 


Esto fue algo parecido, ironizar sobre sí mismo y lo que la gente ve en él. 

Ni siquiera niego que, muy en el fondo, él tenga ese bichito de gay, o bi, o pansexual, pero lo de travestirse, o transformarse, es por pura diversión, y lo hacen muchos hombres hetero también.  Por eso su pose en la limosina con las piernas abiertas, como diciendo: "voy a esta fiesta a arrasar con todo, sin etiqueta".

Y arrasó. Opacó totalmente a la anfitriona, Heidi Klum (ella, con su desesperado acto de "miren cuánto me ama mi novio que hasta accedió a ser mi Shrek") y, no contento con eso, cuando ella intentó hacerle carantoñas hipócritas (además, porque estaba celosa de su éxito) él la rechazó.



Dicen algunos que estaba posando y no se dio cuenta; yo creo que sí se dio cuenta, y aprovechó la oportunidad de mostrar lo que realmente siente por ella: "te soporto porque me conviene pero yo soy mejor que tú y este que está aquí a mi lado y a quien miro, es mío".



Y, de hecho, quienes fueron testigos dicen que Tom estuvo más tiempo hablando con Bill que siguiendo a Heidi por la fiesta (por supuesto, con Bill es que se siente seguro y en casa, y mejor a pesar del sudor y la incomodidad del disfraz que llevaba). 


En cuanto a que Bill pusiera su cartera y la máscara de Alex Francis Fisher juntas tras la fiesta, es otra forma de provocar. 


 

Igual se le olvidó a Alex la máscara, igual a Bill le gustó, se la pidió y se la quedó. En realidad, Alex andaba en el grupo de amigos, pero más con Davide y Natalie, entendible porque es fotógrafo como el esposo de Natalie, Lado Alexi, y también amigo de Devon Culiner; vive en Nueva York como Miriam Odette, Christian y Theresa, invitados todos y todos en la limosina que los llevó a la fiesta. 








Creo que, en definitiva, nadie durmió esa noche, pasaron la noche todos bebiendo en una habitación, y ahí seguro estaba todo junto, todos los disfraces. Fue la noche de Bill, y la máscara y la cartera sirven de símbolos de "ya acabó la fiesta, volvamos a la normalidad
".





4 comentarios:

  1. Ay esto fue épicooooooo, primero Bill toda Diva, apuesto lo que sea que a Tom se le caía la baba de verlo y así mismo se notó la desesperación y lo sobre actuado de Heidi en su fiesta, haciendo tanto aspaviento por llamar la atención pero se topó con otra Divaza, Bill y su corte de cara, pero coñooo si hasta a mi me dolió no imagino a Heidi y si les hizo algún berrinche por eso porque toooodoooo el mundo lo vio y Bill lo sabía, lo hizo como un Master, más que se volteó hacia donde está Tom con su ridículo disfraz, en fin que esto da para horas y horas pero meeh tengo trabajo pendiente jaja

    ResponderEliminar
  2. Bill es, fue y sera la reina de los eventos nadie lo supera
    incluso dicen que todos solo gritaban Bill, eres fabulosa y demas elogios y que heidi se puso celosa
    pero
    ignorar un beso de heidi delante camaras?¡?¡
    BILL ESO FUE JODIDAMENTE EPICO MIS RESPETOS
    <3 <3 excelente

    ResponderEliminar
  3. La verdad yo ame el disfraz de Bill. Y ese vídeo de Bill ignorando a H, quedará para la historia, es un momento mágico jaja

    ResponderEliminar